¡Nos vamos a Madagascar!


Martes, 28 Julio, 2015
 
La naturaleza de Madagascar es espectacular y fascinante.  ¡Un lugar incomparable en el mundo y lleno de magia y vida! Madagascar es la isla de los lémures y muchos otros animales... ¡Cada cual más curioso! Pero su flora tampoco tiene desperdicio.
 
En Madagascar (cuya superficie es comparable a la de España), existen casi 15.000 especies diferentes de plantas con flores, de las cuales, en Canarias tenemos unas 2100. El 80% de ellas son endémicas; en Canarias este porcentaje es de 25%.
 
Madagascar es la isla de las plantas didieráceas, es decir, de los grandes árboles espinosos de los que ya hemos presentado algunos en esta sección, como por ejemplo Alluaudia ascendens y Didierea madagascariensis. 
 
¡Pero también es la isla de los baobabs! 6 de las 8 especies de estos árboles son exclusivas de la isla. En cuanto a los flamboyanes, 9 de sus 11 especies solo se encuentran allí. Son característicos los Pachypodium, plantas crasas relacionadas con la adelfa, erróneamente llamadas a veces “palmeras de Madagascar”. Hay alrededor de 15 especies de ellos. Pero además, Madagascar alberga un gran número de euforbias y aloes. Y por supuesto, también una gran variedad de palmeras. ¡Más que en todo el continente africano en su conjunto!
 
Mostrar algo de esta enorme riqueza vegetal en un jardín botánico es una tarea bonita, pero al mismo tiempo inacabable. ¡En el Jardín Botánico de Fuerteventura lo estamos intentando! Ya tenemos  una zona del jardín de cactus dedicada a las interesantes plantas de Madagascar, sobre todo las especies suculentas. ¡Podrás visitarla cuando vengas! Continuamente la estamos ampliando con nuevas adquisiciones. Seguramente, en el futuro alguna que otra atractiva especie logrará reproducirse en cantidades suficientes como para ofrecerla a la venta.
 
Esta semana os queremos acercar algunos árboles y arbustos, mientras que la siguiente seguiremos con algún que otro arbusto, plantas suculentas y enredaderas.
Para abrir boca os traemos los baobabs, que son árboles increíblemente espectaculares. Están formados por un enorme tronco grueso que almacena agua, y unas pocas ramas arriba, prácticamente sin hojas durante la estación seca. 
 
El más conocido es el baobab africano, que crece en las zonas de sabana del continente negro, donde la población local le da muchos usos en medicina popular y alimentación.  Recientemente, los baobabs de las tierras altas de África oriental han sido separados como una especie independiente, de modo que ahora los botánicos distinguen dos clases de baobabs en África.
 
Frente a estas dos especies, Madagascar alberga no obstante 6 baobabs endémicos exclusivos, es decir, que solo viven en esta gran isla. Algunos tienen troncos altos y esbeltos, pero la especie que mostramos en nuestra sección esta semana, originaria del sur y del noroeste de la isla, desarrolla con el tiempo un tronco gordísimo.
Los ejemplares que tenemos en el Jardín Botánico, que mostramos en las imágenes, son todavía muy pequeños. Solo nuestros nietos o quizás ya nuestros hijos los verán algún día tan corpulentos como los de su región de origen. 
 
¡Si te has quedado con ganas de saber más estás de suerte! ¡Esta semana te vamos a acercar la espectacular flora de Madagascar sin que tengas que moverte de tu casa! ¿Preparados para el viaje?