¿En tus paseos viste alguna vez la gamonilla?


Viernes, 30 Enero, 2015
 
Como su nombre parece indicar, la gamonilla es el pariente pequeño de la gamona. Esta última es perenne, mucho mayor, y vive sobre todo en las áreas montañosas algo frescas y húmedas, como en la parte superior de algunos barrancos de Jandía. 
 
Con la pequeña gamonilla por el contrario nos tropezamos en casi cualquier sitio. Esta planta anual comparte con su pariente mayor el gusto por lugares frecuentados por el ganado, con un alto contenido en nitrógeno en el suelo. 
 
La gamona puede prosperar en estos lugares porque además es tóxica y los animales apenas la tocan, todo lo más intentan en verano desenterrar sus gruesas raíces llenas de humedad. 
 
La gamonilla no es tan tóxica, y a veces se ven ejemplares mordidos por las cabras o los conejos. Además, sus hojas sirven de alimento a las orugas de la mariposa nocturna Hyles lineata.