El maravilloso mundo de los cardos


Miércoles, 6 Mayo, 2015
 
Estos días quiero hablarles del maravilloso mundo de los cardos, ¿qué sabéis de ellos?.
 
La mayoría de las especies de cardos son plantas más bien tardías, que florecen ya bien adentrada la primavera.  Es decir, ahora pueden verse en esos campos majoreros. Les gusta el sol, posiblemente porque en primavera hay ya más insectos que en el fresco invierno, y la mayoría de los cardos son polinizados por abejas, mariposas y otros insectos voladores.
 
Los cardos no son precisamente de las plantas más apreciadas por la gente. Al contrario, como suelen tener pinchos y crecen frecuentemente como “mala hierba” en cultivos y bordes de camino, solemos mostrar desprecio hacia ellos.
 
Sin embargo, entre los cardos en sentido amplio hay también plantas de valor medicinal, plantas ornamentales y ancestros de plantas comestibles. ¿Porqué decimos “cardos en sentido amplio”? Pues porque entendemos como tales plantas de la familia de las compuestas con púas en las hojas y sobre todo alrededor de la inflorescencia. Y plantas así hay muchísimas, pertenecientes a varios géneros botánicos. Cardos en sentido estricto son los del género Carduus, de los que también hay algunos en Canarias, incluso uno endémico de Fuerteventura.
 
Vamos pues a presentar algunos cardos (en sentido amplio, como dijimos).