De Fuerteventura a las Acacias Australianas


Jueves, 30 Abril, 2015

De las Acacias más cercanas en Canarias nos vamos a las Acacias Australianas.

Las acacias australianas se distinguen porque la mayoría tienen filodios y muchas carecen de espinas, al menos las especies que se plantan en Canarias, aunque algunas otras las tienen.

¿Qué son filodios? 

Pues son lo que parecen las hojas. Sin embargo, en realidad se trata de los peciolos de las hojas que se ensanchan y adquieren una forma plana igual que hojas. Las verdaderas hojas, en las acacias australianas aparecen solo en las plántulas recién germinadas. Son compuestas, como las de las acacias africanas, estando formadas por muchas hojitas pequeñas a ambos lados del raquis. 

A las pocas semanas, ya salen los filodios, que a partir de entonces asumen la función de las hojas. Hay un estado intermedio en el que podemos ver ambas estructuras a la vez. Los filodios suelen ser de consistencia un poco coriácea, bien adaptadas al árido clima que reina en gran parte del gran continente-isla. Hay una enorme variedad de acacias en Australia, más que en cualquier otro continente. En total, son más de 1000 especies, que van desde pequeños arbustos a grandes árboles. Los australianos las llaman “wattle”. La gran mayoría tiene flores amarillas, en algunas pocas son rojas. Varias de estas especies se plantan también en Canarias.