Curiosidades sobre las emblemáticas palmeras


Martes, 7 Julio, 2015
 
No es la primera vez que en nuestras entradas tratamos alguna especie de este espectacular grupo de plantas. ¡Y es que las palmeras dan mucho de si! Pero además, queremos volver a hablaros de ellas porque recientemente, en el área de palmeras del Jardín Botánico de Fuerteventura se han plantado unas 25 especies más, lo que ha duplicado el número de palmeras de la colección. 
 
Pero no son estas palmeras nuevas las que queremos presentaros hoy... ¡Los ejemplares son aún demasiado pequeños! De momento queremos que crezcan para hacerles entonces una foto más representativa y que conozcáis bien la especie. Dentro de unos meses o un año seguro que os las presentaremos encantados.
 
De momento, a lo largo de esta semana, iremos conociendo algunas especies que están en nuestra colección desde hace años, pero que hasta ahora no habíamos tenido la oportunidad de comentar. Y para abriros boca, al mejorar el área de palmeras se plantaron también muchas especies de bromelias y de cicadáceas. ¡De algunas de ellas vamos a hablar en las semanas siguientes!  
 
El resultado final es un jardín más completo, bonito y didáctico. Esta área de palmeras se encuentra al lado del jardín de cactus y suculentas. Cerca de allí se está también trabajando en las instalaciones del nuevo show de reptiles. ¡Sabemos que te has quedado con ganas de más! Sigue leyendo que empezamos con la primera... ¡La Palmera de la Jalea o Butia Capitata!
  
Es una palmera del género Butia, que contiene unas 20 especies todas nativas de América del Sur. En concreto, B. capitata procede de Brasil, Argentina y Uruguay.
 
Es una especie muy rústica, que resiste suelos pobres, viento e incluso heladas bastante fuertes. Claro que en Canarias, donde la especie es ocasionalmente cultivada en jardines, esta característica le es de poca utilidad, pues como sabemos las temperaturas no bajan de cero grados en las zonas habitadas. 
 
Los frutos de esta palmera pueden comerse crudos o procesarse de varias maneras, obteniéndose de ellos mermelada o jalea, así como licor. ¡Sin duda ofrece muchas posibilidades!
 
Te ha gustado, ¿verdad? Si quieres continuar aprendiendo sobre nuestras palmeras ¡esta es tu semana!