Esta semana es el turno de las plantas Canarias y los cactus


Lunes, 23 Febrero, 2015
Esta semana vamos a mostrar un grupo bastante mezclado de plantas. Dos de ellas son canarias, y las otras tres cactus. Como son verdaderos cactus y no cardones o euforbias (que se les parecen mucho), y todos los cactus son de origen americano, pues nuestros tres cactus de esta semana también lo son genuinos americanos. Hay uno mejicano, uno de los Andes bolivianos y otro argentino. Conózcanlos. 
 
La matabrusca negra (Salsola divaricata) es un arbusto autóctono canario que crece en zonas costeras, muy a menudo sobre arena. En Fuerteventura la encontramos en El Cotillo y en el istmo de La Pared, en Jandía, donde es muy abundante. Tiene hojas carnosas de forma cilíndrica que nacen de forma opuesta en las ramas. En Jandía, algunos ejemplares alcanzan 1,5 m de altura; en las demás zonas son más bajos y achaparrados.
 
Esta especie, como sus hermanos la matabrusca carambilla, los matomoros y algunas especies más de la familia de las quenopodiáceas, tolera muy bien la maresía con su gran carga de sal. Por supuesto, también está adaptada al viento y a la sequía que reina aquí en verano. Es precisamente entonces cuando florece, pero las flores son muy pequeñas y poco llamativas. Lo que tomamos por flores, ya más tarde en otoño, son en realidad los pequeños frutos, que están rodeados por unas membranas coloreadas de amarillo, naranja o rojizo que parecen pétalos. Así, las matabruscas son muy llamativas en el paisaje costero majorero en octubre y noviembre.