¿Conoces a la preciosa Morgallana?


Miércoles, 25 Febrero, 2015
En pleno invierno podemos ver las brillantes flores amarillas de la Morgallana (Ranunculus cortusifolius) en algunas zonas de Fuerteventura. No es una planta frecuente ni mucho menos, pero se le encuentra aquí y allá en los malpaíses del norte de la isla (por ejemplo en el malpaís de La Arena, entre La Oliva y Villaverde), en los riscos de Jandía y en algunas otras montañas. Le gusta un lugar fresco, sombreado y húmedo. En otras islas de Canarias, como Tenerife, la morgallana se encuentra en los bosques de laurisilva.
 
Posiblemente sea una planta tóxica, ya que muchas de la familia ranunculáceas lo son, como el famoso y temible acónito, una de las plantas más venenosas que hay y que (afortunadamente) no crece en Canarias. Pero hemos encontrado bastantes veces plantas de morgallana mordidas, al parecer por las cabras o los conejos, de modo que en pequeñas cantidades a lo mejor pueden tolerarla.
 
En verano, buscaremos la planta en vano, porque nada queda de ella excepto las gruesas raíces, metidas profundamente en alguna grieta rocosa. Después de las primeras lluvias, volverán a salir las hojas, redondeadas y con pelitos ásperos, y pronto después florecerá de nuevo.